Jaén en 48h

Compartir

Un día en Jaén le sorprenderá. Conviene comenzar con un fuerte desayuno para resistir una mañana intensa de visitas. La Catedral y los Baños Árabes nos llevarán hasta el mediodía, hora de reponer fuerzas. La tarde la podemos dedicar a visitar el Museo de Jaén y subir hasta el Castillo de Santa Catalina. Esta es sólo una propuesta. Imagine su viaje a Jaén y cree su propia ruta.

También puede consultar a las diferentes empresas de gestión de servicios turísticos y culturales:

-Guías Oficiales de Jaén

-Claritas experiencias turísticas y culturales

-Semerturismo

-Seturja S. L.

-Visitas teatralizadas Baraka Project

APROVECHE EL DÍA ¿TENDRÁ SUFICIENTE CON 24 HORAS? NOSOTROS LE PROPONEMOS 48

 

PRIMER DÍA:

  • 9:30-10:00 h. -Desayunar con tostadas a base de aceite de oliva virgen extra.

  • 10:00-10:30 h. -Pasar por la oficina de turismo y coger información para una visita completa por la ciudad.

  • 10:30-11:30 h. -Comenzar por la Catedral entrando en su sacristía, sala capitular y museo.

  • 11:45-12:00 h. -Entrar en la basílica menor de San Ildefonso, la iglesia más importante de la ciudad.

  • 12:15-12:45 h. -Acercarse al Salón Mudéjar en el Palacio del Condestable Iranzo y visite el Refugio de Santiago.

  • 13:00-14:00 h. -Disfrutar por el casco antiguo y de la gastronomía más popular con el tapeo.

  • 14:30-16:30 h. -Comida. Saborear alguno de nuestros platos típicos.

  • 17:00-18:00 h. -Visitar el Palacio de Villardompardo: Baños Árabes y Museos.

  • 18:30-19:00 h. -Entre en la iglesia de San Bartolomé.

  • 19:00-21:00 h. -Descanso.

  • 21:00 h. -Sugerimos ver algún espectáculo y luego tapeo, cena y copa en la zona de San Ildefonso, el Pósito o Plaza del Deán Mazas.

SEGUNDO DÍA:

  • 8:00-9:15 h. -Subir al Castillo. Si es amante de los paseos y del senderismo lo puede realizar a pie pasando por el barrio de la Merced.

  • 9:30-10:00 h. -Desayunar en el Parador.

  • 10:00-11:00 h. -Visitar el Centro de Interpretación del Castillo de Santa Catalina.

  • 11:00-11:30 h. -Disfrutar de la vista panorámica de la ciudad desde la Cruz.

  • 11:30-12:15 h. -Descender al casco antiguo hasta el barrio de San Juan.

  • 12:30 h. -Descansar en la Plaza de San Juan, bajando por la calle San Andrés hasta alcanzar la Plaza de las Batallas y desde allí acercarse al Museo de Jaén.

  • 13:30 -14:30 h. -Museo de Jaén, el cual alberga una de las colecciones más importantes de arte íbero de España.

  • 14:30 h. -Hora de descansar y de un buen tapeo o comida en Plaza de las Pastiras o bajando por Paseo de la Estación hasta llegar al Bulevar.

 

PRIMER DÍA (SÁBADO)

La visita a la ciudad puede iniciarse en el centro tradicional de la misma, la Plaza de la Constitución, bajo la que existe un aparcamiento en el que dejar el vehículo. Desde ahí nos dirigimos a la Catedral por la plaza del Pósito y la Carrera pasando junto al Palacio de la Diputación. Tras visitar la Catedral, podemos continuar por la calle Maestra hacia el Palacio del Condestable Lucas de Iranzo donde no se puede perder el Salón Mudéjar y luego subir hasta la plaza de Santiago donde se puede visitar el Refugio Antiaréreo de Santiago. Bajamos a la calle Martínez de Molina, para adentrarnos en el corazón del casco antiguo. Lugares de obligada visita son la capilla de San Andrés, posible sinagoga de la ciudad en el corazón de la judería y el Palacio de Villardompardo bajo el que se encuentran los Baños Árabes más grandes de España.

Es recomendable una breve visita a la iglesia de la Magdalena, que conserva restos de la antigua mezquita sobre la que fue construida y al Raudal de la Magdalena, donde tuvo su guarida el famoso “Lagarto de Jaén”. Desde la Plaza de la Magdalena regresamos hasta la Iglesia de San Juan y San Pedro, con su antiquísima Torre del Concejo, y por la calle Almendros Aguilar pasaremos bajo el Arco de San Lorenzo, edificación del Siglo XIII con especial encanto medieval, para desembocar en la Plaza de la Merced. Desde aquí por la Plazoleta del Conde y la calle del Obispo, bajamos hasta la Plaza de Santa María, encontrándonos de nuevo junto a la Catedral. Es la hora del tapeo en las tascas del Arco del Consuelo. Podremos almorzar en cualquiera de los bares o restaurantes de la zona del entorno de la Catedral o bien del vecino barrio de San Ildefonso. Sugerimos un paseo en la sobremesa por La Alameda, uno de los parques más románticos de la ciudad.

La tarde la dedicaremos al Jaén contemporáneo. Descendiendo por el Paseo de la Estación y la Plaza de las Batallas, llegaremos al Museo de Jaén en el que encontraremos el mayor legado mundial de Arte Íbero. Esta avenida desemboca en los parques del Bulevar, la mayor zona verde de la ciudad rodeada de restaurantes y cervecerías donde terminar gustosamente la jornada. Para los más marchosos la zona de copas del Banco de España queda muy cerca. Si alguien prefiere un ambiente copero más bohemio deberá acercarse por la plaza de Deán Mazas y el Pósito.

SEGUNDO DÍA (DOMINGO)

En una segunda jornada recomendamos completar la visita a la ciudad combinando el turismo cultural con el disfrute del privilegiado entorno natural de la ciudad, para ello, nada mejor que subir al Castillo de Santa Catalina. El ascenso lo puede realizar en coche o a pie, a través del sendero que asciende por la ladera norte, desde la carretera de Circunvalación. Se trata de un agradable paseo entre pinos que atraviesa la muralla almohade y que desemboca en la carretera de acceso al parador Nacional de Turismo. En el Parador podemos reponer fuerzas desayunando en un ambiente medieval, pasando después a visitar el Castillo de Santa Catalina, que alberga en su interior un interesante Centro de Interpretación Histórica.

Muy cerca, en el extremo de la montaña se eleva una majestuosa Cruz desde donde las vistas de la ciudad son magníficas. El descenso se puede hacer por un sendero que transcurre paralelo a la carretera por la ladera sur hasta la carretera de Circunvalación. Saliendo por esta carretera en dirección al sur de la ciudad, merece la pena acercarse al pintoresco paraje de Jabalcuz. Allí encontraremos los restos de un antiguo balneario junto a unos preciosos jardines diseñados en 1925 por Cecilio Rodríguez, ingeniero de la Rosaleda del Retiro de Madrid, un lugar único de recreo y descanso. El paisaje montañoso de la zona embelesará al viajero. De regreso a la ciudad podemos disfrutar de las panorámicas más bellas de la misma desde el espectacular parque del Seminario. Y para despedirnos de Jaén nada mejor que unas tapas en la zona de los Escuderos o del barrio de San Ildefonso.